Bollitos de sol: cómo hacer panecillos rápidos y deliciosos

bollitos de sol

¿Que os parece despertar la mañana del domingo con olor a pan recién hecho en casa?

Para los que no os habéis animado aun a hacer vuestro propio pan en casa con masa madre (q os expliqué en un post anterior; categoría tu panadería), os propongo un panecillo esta vez con fermentación artificial, para que os entre el gusanillo del pan casero!

Estos bollitos son deliciosos, un pan que va con todo: dulce, salado, para una merienda en el campo… Es muy ligero y como lleva fibras de la harina integral  y semillas de girasol es bastante sano. En el blog de mi amiga Kristin (www.kristinehrenborg.com), aconseja poner el  doble de cantidades porque el trabajo es el mismo y estos panes se congelan muy bien. Así tenéis pan fresco en los desayunos: sacando los bollitos del congelador y poniéndolos directamente en el horno (150 grados) unos 10 minutos salen como recién hechos!
     30 piezas
     Horno: 225 grados
    Tiempo en el horno: 15 minutos

      Ingredientes.
  50 gr de levadura fresca.
  750 ml de agua tibia (37 grados).
  1 cucharada de sal de mar.
  1 cucharada de miel.
  2 cucharadas de aceite de oliva.
  600 gr de harina integral.
  600 gr de harina de trigo (de fuerza).
  50 – 60 gr de semillas de girasol (naturales).
  50 gr de pasas (opcional) (yo no las puse).

Cómo hacerlo.

  Desmiga la levadura dentro de un cuenco. Añade la sal y la miel. Echa el agua y remover hasta que se funde la levadura.
Añade todos los otros ingredientes, pero guarda un poco de la harina (de cualquier tipo) para cuando vas a trabajar la masa encima la mesa.

  Trabaja la masa bien dentro del cuenco y luego déjalo fermentar, cubierto de un paño limpio, hasta que tiene el doble de tamaño. Tardará normalmente 30 – 40 minutos pero depende mucho de la temperatura ambiental.

  Echa la masa encima de una mesa y trabájalo bien con las manos durante unos 10 minutos.
Corta la masa en tres trozos y dales forma de rollitos. Cada uno lo cortas en 10 trozos y con estos formas bollitos.

  Ponlos en bandejas que previamente has cubierto de papel para hornear. Cúbrelo con un paño limpio y déjalos fermentar otra vez, hasta que llegan a tener el doble de tamaño.

  Hornea con la bandeja colocada en medio del horno durante 15 minutos, o hasta que los bollitos tienen color dorado y bonito.
Déjalos enfriarse encima de un paño, cubierto con otro.

 Os animo a que lo probeis, vereis que es un auténtico placer hacer vuestro pan en casa.

Emmarañada

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: